Educar jugando.


La escuela no debería ser un lugar donde los profesores simplemente transmiten conocimientos, sino un sitio en el que se fomente el desarrollo de la inteligencia y la parte psíquica a través del trabajo libre, con material didáctico especializado para ello. Esta es la base del método Montessori, que es el que utilizamos en nuestro espacio educativo.

Siguiendo las enseñanzas de María Montessori, el niño debe elegir libremente el material: todo debe surgir espontáneamente dirigido por su interés: así se potencia el desarrollo de un proceso de autoeducación y autocontrol.

En la Ludoteca Trasniños consideramos a los niños seres competentes, y los alentamos a que tomen sus propias decisiones. Los muebles y el entorno son del tamaño del niño (microcosmos), porque queremos que se sienta un individuo competente y capacitado para elegir lo que considera más adecuado.

Los materiales que utilizamos son didácticos y autocorrectivos: con ellos, los peques experimentan por sí mismos y corrigen sus errores. ¡Aprender a equivocarse es parte del aprendizaje!


El fin educativo del método Montessori es la autonomía en todos los sentidos:

  •                 Intelectual: formamos a un pensador crítico.
  •                 Moral: fomentamos el respeto mutuo y la reciprocidad.
  •                 Social: fomentamos el trabajo con la familia y los otros niños.
  •                 Emocional: creamos un ambiente seguro. También aportamos seguridad: la que transmiten los límites.
  •                 Educación: a través de la voluntad y la autosuficiencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad