Una ludoteca no es un centro de juegos infantiles, pero sí que enseñamos a los niños a través del juego. Es un lugar donde vienen a disfrutar, pero en el que, a la vez, promovemos líneas educativas y de socialización que serán claves en su desarrollo.

Jugar es una actividad básica para los niños, y en una ludoteca la utilizamos como una herramienta educativa. Les enseñamos a interpretar el mundo a través del juego, y también a aprender a relacionarse con los demás.

Para ello utilizamos libros, juguetes, música… ¡todo lo que sirva a nuestro objetivo de motivar a nuestros pequeños usuarios!